Felicidad

Esta es la fórmula de la felicidad

No creo que me equivoque si digo que eres de esas personas que tiene un proyecto de vida muy bien estructurado. Eres de l@s que desean fervientemente la felicidad, y para ello seguro que en tus planes entra tener una familia bien avenida, una buena situación económica, una casa ideal, un buen trabajo, buenos amigos y tiempo de ocio para viajar y disfrutar de la vida.

Desde pequeños nos han enseñado que si hacemos determinadas cosas nos irá bien: estudia, trabaja, cásate, ten hijos, compra una casa… Es un éxito asegurado, ¡nada puede salir mal!

 Es La Fórmula Mágica de la Felicidad

Comienzas a vivir con estas expectativas, te lanzas a la vida laboral, puede que incluso montes tu negocio. Decides comprar una casa, te hipotecas, te enamoras, te emparejas, te casas, tienes hijos… La vida se va sucediendo y vas dando pasos decisivos hacia lo que, está claro, te dará felicidad. Y vas tomando las meticulosas decisiones que indudablemente son correctas.

En la mayoría de los casos, te pasas gran parte de tu vida cumpliendo a raja tabla la maravillosa Fórmula de la Felicidad, dejándote llevar casi como si estuvieras hipnotizado por todos y cada uno de los pasos exactos de este método infalible. Es posible que los consigas casi todos, y que muchos años vivas con la sensación de que lo estás haciendo bien.

El tener un objetivo concreto nos da mucha fuerza para conseguirlo, pero ¿qué pasa cuando no consigues alguno de los ingredientes de está fórmula mágica? ¿qué pasa si no encuentras pareja, o trabajo, si no puedes comprar una casa? O peor aún, cuando consigues todas esas cosas que creías ciertas y descubres que no te hacen feliz…

¿Qué sucede cuando nuestra realidad no se ajusta a esta idea preconcebida?

Casi con toda seguridad puedo decir que un buen día un acontecimiento pondrá patas arriba todo lo que creías seguro, y comenzarás a despertar de un sueño para aparecer de bruces en una pesadilla. Puede ser cualquier cosa: que pierdas tu trabajo, o que tu matrimonio se rompa, que la casa que compraste no te guste o que la pierdas, que no te sientas realizad@, que te enamores de la persona equivocada, que pierdas a un ser querido o la salud.

Da igual lo que sea. Pero se trata de un evento significativo en tu vida que te llevará a pegarte de tortas con la maravillosa Fórmula de la Felicidad. Y es posible que ese día a ti ya te haya llegado.

Al principio es muy probable que no entiendas qué está sucediendo, pero con toda seguridad te sentirás facasad@, frustrad@ e infeliz.

¿Qué sucede entonces? ¿Es que acaso no existen las fórmulas mágicas? ¿O soy yo que soy muy torpe, no he tenido suerte, o soy muy complicad@?

El ser humano está creado para ser feliz. Lo deseamos tanto que tendemos a idealizarlo en nuestra vida. Sin embargo el idealizarlo puede jugar un hándicap importante porque hay una parte importante de la historia que no nos han contado.

Algunas veces queremos conseguir nuestro sueño sin ser conscientes del punto del que partimos, o nos embarcamos en un proyecto con las personas equivocadas. Somos como “Marco” con nuestro mono “Amedio” en busca de la felicidad. Sabemos que encontraremos dificultades en el camino, pero no siempre somos conscientes de la envergadura de nuestra misión.

Si te sientes frustrad@ porque no te salió como esperabas, debes saber que lo que sufres es una ruptura de tu ideal con relación a la realidad. Es una “no aceptación” de nuestra vida y falta de compromiso para con ella, y es algo tan habitual como perjudicial para nosotros.

Te salió mal, de acuerdo. No era lo que esperabas, por supuesto. Pero ya está. Si te sientes mal por ello no luches contra tus sentimientos. Acéptalos. Deja que se manifiesten y fluye con ellos. Verás que si los dejas ser, si los dejas expresarse y estar, observándolos sin juicio, desaparecen.

Es muy similar a un duelo, nuestra mente es cuántica, no distingue lo real de lo que no lo es, por eso siente que ha perdido lo que nunca tuvo.

  “Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol” Martin Luther King.

Lo importante no es el fin, lo importante es el camino. Nuestro éxito dependerá de la capacidad que tengamos para reponernos de las dificultades, nuestra constancia y nuestra capacidad de aceptación de la realidad. Por eso: Te has preguntado alguna vez ¿qué es lo que realmente te hace feliz a TI?

No existe una fórmula mágica. Puede que seas feliz dejándolo todo y yéndote al Tibet. Puede que descubras que tu pareja ideal eres tú mismo, o que estés hart@ de la rutina y realmente ya no estés enamorad@ de tu pareja. Puede que ya no quieras vivir cerca de tus padres, o seguir en ese trabajo donde te explotan.

Sincérate contigo mismo hasta tal punto que no puedas engañarte.

Y una vez allí, en completa sinceridad, actúa! Empieza a tomar las decisiones y a dar los pasos que te acercarán a lo que realmente deseas.

No intentes ser perfect@, la naturaleza no lo es y tiene una belleza infinita. Comparte tu vida con las personas que realmente te valoran, ama, equivócate, perdónate, ríe, llora, sueña, cáete y vuelve a levantarte. Pero sobretodo, disfruta del camino.

Empieza a tomar decisiones y comienza a ver tus “errores” como parte de tus experiencias. Gracias a ellos es por lo que hoy puedes saber qué es lo que quieres y qué es lo que no quieres. Porque no nos contaron que todo eso es la vida, lo bueno y lo malo, y que solamente se es feliz cuando tomas la decisión de serlo.

Toma la decisión de ser feliz…  ¡Vivir es la única manera!

4 Comentarios

  1. Smithc21

    whoah this blog is excellent i really like reading your articles. Stay up the good work! You already know, many persons are looking around for this info, you could help them greatly.

    Responder
  2. vanessa A.

    Lidia,

    Había decidido leer cada día un articulo de tu blog, pero no he podido aguantar y los he leído todos entre ayer y hoy 😛
    No sabes lo contenta que me siento (pese a que estoy en uno de los peores momentos de mi vida), de ver que lo conseguiste, aun recuerdo tus primeras clases de reiki, y lo emocionada que me contabas como te gustaba, los momentos duros que vivías y ver todo esto y leer este articulo y ver que has recuperado la felicidad me hace feliz a mi, eres increíble y un ejemplo a seguir, este post dice exactamente lo que todos deberíamos saber y tener presente cada día de nuestra vida. Gracias porque veo que aun tienes esa esencia que desprendías al llegar a un sitio siempre con tu sonrisa. Un beso Vane

    Responder
    • Lidia Ibáñez

      Muchas gracias Vanessa. Me he emocionado leyendo tu comentario. Recuerdos que vienen a mi mente y sentimientos vividos. Momentos, al fin y al cabo, que compartimos juntas. Gracias por leerme. Seguiré con la labor y prometo colgar artículos más a menudo. Un enorme abrazo! 😉 <3

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre mí

Ayudo a personas comprometidas con su vida, a ser adultos prósperos, conscientes y libres.

¿Haz Coaching para la Buena Salud?

Mandala17

Consulta precios y promociones

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This