Según un último informe sobre la evolución de la familia en España, se producen al día 294 rupturas, de las que 276 son divorcios y 14 separaciones. Es decir, cada 5 minutos aproximadamente se produce una ruptura, sin contar con las numerosas parejas que no están casadas y que también deciden continuar por caminos diferentes.

Es normal quedarse afectado, a veces bastante hundido, ante una ruptura. Lo sano sería permanecer por un tiempo fuera de las relaciones amorosas para recuperarse, ser conscientes de que la prioridad es recomponernos internamente. Es imprescindible entender qué ha sucedido, cuáles han sido los “errores” cometidos, sacar el aprendizaje y sanar nuestro estado emocional para poder comenzar de nuevo…

leer más